Con gran ovación el Big Papi, David Ortiz reapareció la tarde-noche de este lunes al lanzar la primera bola en el Fenway Park.

El deportista dominicana hizo el primer lanzamiento en el juego entre los Medias Rojas de Boston y los Yankeee, siendo así la primera vez que pisa un estadio luego del atentado que sufrió en junio pasado en República Dominicana en donde casi pierde la vida.
Ortiz lanzó la pelota a Jason Varitek, cátcher y su compañero en los equipos de Boston que se coronaron en la Serie Mundial de 2004 y en la de 2007.
El dominicano tomó un micrófono en el montículo y agradeció a los seguidores de los Medias Rojas por sus plegarias y apoyo.
Posteriormente, ocupó un asiento en la primera fila de las tribunas, a un costado del dugout de Boston. fuente externa