Post

Share this post

Muere el cantante salsero Paquito Guzmán

Tras una larga batalla contra el cáncer de colon, el veterano cantante Paquito Guzmán falleció hoy en su casa en Toa Baja, informó Víctor “Coco” Santiago, amigo cercano de la familia. Guzmán tenía 82 años.

No se realizarán actos fúnebres, según la voluntad de Guzmán, informó la familia.

Guzmán, quien se conoció en toda América Latina como intérprete de salsa y boleros, nació el 20 de noviembre de 1939. Natural de Cataño, Puerto Rico, su nombre real era Frank Guzmán Géigel.

Fue uno de los grandes exponentes de la salsa romántica en los años 80 y 90, pero su carrera profesional comenzó a principios de los 60.

Con solo 19 años de edad emigró a Nueva York en 1959 con el sueño de cantar en un trío de voces y guitarras, lo que estaba de moda en ese momento en toda América Latina. Allí conoció a un comerciante puertorriqueño de nombre Johnny Montañez quien le propuso grabar un disco 45 rpm. En el estudio grabaron seis temas y en 1960 salió uno que incluía los temas “Yolanda” y “Mi martirio”.

Es entonces cuando recibe la invitación de Joe Quijano para unirse al Conjunto Cachana, lo que finalmente dio a conocer a Paquito en el ambiente musical de Nueva York. En ese año de 1960 grabó su primer disco con Cachana titulado “A Cataño” seguido de otro disco titulado “Volví a Cataño”, en los que se destacó cantando boleros, pachangas y guarachas.

Grabó varios discos más con Quijano, pero a fines de 1962 decidió regresar a Puerto Rico tras una oferta para cantar con la orquesta de Mario Ortiz, pero al no concretarse se unió al Trío Los Primos junto a Rafael Scharrón y Tatín Vale, con quienes estuvo alrededor de nueve meses antes de recibir una oferta de trabajo de Tommy Olivencia.

Es cuando comienza su etapa más productiva al ser la orquesta de Olivencia una de las bandas más solicitadas en la Isla. Con Olivencia grabó los álbumes “Trucutú” (1963), “Jala jala y guaguancó” (1965), “La nueva sensación musical de Puerto Rico” (1966), y “Fire fire” (1967) en los que su acompañante fue el recordado cantante Chamaco Ramírez.

Con el éxito internacional de la orquesta y un nuevo contrato con el sello discográfico Inca, Guzmán brilló en el álbum “A toda máquina” (1968) en el que su acompañante en el frente vocal fue el joven Sammy González.

Luego se produjeron los discos “Cueros, salsa y sentimiento” (1971), “Secuestro” (1972) y “Juntos de nuevo” (1974). El sello Inca le produjo en 1972 un disco como solista titulado “Paquito Guzmán”, pero se mantuvo como integrante de la orquesta de Olivencia.

Tras la salida de “Juntos de nuevo”, Guzmán sale de la orquesta de Olivencia para intentar una carrera como solista. Respaldado por el sello Inca, Guzmán lanzó al mercado los álbumes “Escucha mi canción” (1975) y “Mintiendo se gana más” (1977).

El 17 de febrero de 2018 participó como invitado en el concierto de Gilberto Santa Rosa, 40 Años y contando.
Foto: Archivo/Juan R. Costa

Guzmán regresó a la orquesta de Olivencia en 1977 y es entonces cuando obtiene el mayor éxito de su carrera con el tema “El negro chombo”, una composición del colombiano Julio Ernesto Estrada, mejor conocido como Fruko.

En esta segunda etapa se mantendría con Olivencia hasta el 1980, pero retoma su carrera como solista al ser contratado por el sello disquero TH en 1978. Su primer trabajo con la nueva empresa fue “La fiesta” (1978) pero no es hasta 1980 cuando su disco “Dedicado a esa mujer” comienza a retribuirle con éxito gracias al tema “La carta de Soledad”, muy sonado en Puerto Rico y otros países.

Desde entonces, la carrera de Guzmán como solista tomó vuelo en la década de 1980 se convirtió en uno de los estandartes de la salsa romántica. Algunos de sus grandes éxitos son, además de “La carta de Soledad”, “Esa mujer”, “Cinco noches”, “25 rosas” y “Que voy a hacer sin ti”, entre otros.

Iniciar chat