Post

Share this post

Julio De Windt: Una vida dedicada a la música clásica

El maestro Julio De Windt ha dejado esta tierra luego de llevar una trayectoria musical en la que se movió en distintas vertientes de su expresión.

“Esta es una carrera vocacional, el que la abraza es porque la ama”, declaró en una ocasión a LISTÍN DIARIO el director de orquesta fallecido este miércoles a la edad de 85 años.

Los restos del maestro fueron velados en la Capilla La Paz de la funeraria Blandino, y serán sepultados la mañana de este viernes en el cementerio Cristo Redentor.

De Windt, quien perteneció a la Orquesta Sinfónica Nacional por espacio de 47 años, los primeros 20 como violinista, y el resto en las funciones de sub director, del maestro Manuel Simó,  director asociado (de los maestros Carlos Piantini y Rafael Villanueva), director titular, Julio De Windt (1995-2000), y director emérito de esa institución musical.

En los últimos años, el músico había dedicado su talento a la enseñanza de futuros directores, en la experiencia docente en la la Academia Dominicana de Música junto a su esposa, la profesora Edith Hernández, y por sus manos pasaron varios de los instrumentistas del sistema de orquestas sinfónicas infantiles y juveniles del país.

Para el veterano músico este trabajo con jóvenes representaba un paso en el camino hacia un país con un más alto nivel en lo que a música se refiere, ya que las orquestas sinfónicas requieren de un director.

Declarado en 2013 Gloria Nacional de la Música Sinfónica Dominicana por el Ministerio de Cultura, De Windt nació en San Pedro de Macorís el 26 de octubre de 1935, y aunque es conocido como violinista, de niño realizó estudios de piano y era capaz de tocar también la flauta, el acordeón, melódica clavieta y el órgano.

Hijo del médico y poeta Julio De Windt Lavandier, y de la señora Mirtha Pichardo de De Windt.
Luego de realizar unos primeros años de aprendizaje en su natal San Pedro de Macorís, se mueve al Conservatorio Nacional de Música, teniendo entre sus profesores de violín, al maestro Jacinto Ginbernard. El maestro Manuel Simó lo escogió para asistir a festivales realizados en California y en Virginia del Oeste, en Estados Unidos.

En 1958 se graduó de abogado, una carrera que compartió el interés y el tiempo que De Windt tuvo con la música.

En sus estudios de dirección contó con las enseñanzas de los prestigiosos maestros, el ucraniano Ígor Markévich, y el húngaro Hans Swarowsky.

Reacciones
Artistas y personalidades de la vida cultural dominicana han lamentado la muerte de De Windt, entre ellos la ministra de Cultura, Carmen Heredia, quien publicó una foto en su cuenta de Instagram junto al director de orquesta, cuando hace tres años coincidieron en la VII Gala de Ganadores del Concurso Internacional de Piano Van Cliburn.

“Mi querido amigo Julio de Windt, quien ha partido físicamente, pero su legado en la Orquesta Sinfónica Nacional permanecerá por siempre. Descansa en paz, maestro”, escribió Heredia.
También por Instagram, la Fundación Sinfonía, entidad creada por Margarita Copello, también lamentó la pérdida del músico, destacando que fue un pionero y uno de los pilares de la música clásica en República Dominicana.

“Sus sabias palabras, sus consejos, su ejemplo humano me hicieron quererlo como un padre! Hoy en la partitura de la vida, nos encontramos con un silencio, lo que es tambie´n parte fundamental de la mu´sica”, publicó, entre otras cosas, el músico Amaury Sánchez,  en la misma red social.

La soprano Nathalie Peña-Comas destacó de la figura del maestro De Windt: “Su elegancia y gran sensibilidad al dirigir la orquesta sinfónica era una extensión de su persona. Humano, noble y cálido, su legado artístico quedará por siempre entre nosotros y las futuras generaciones. Paz a su alma”, a través de Twitter.

Iniciar chat