Post

Share this post

“El Chavo” vivía arrimado en una vecindad, pero su papá tenía una lujosa mansión en Acapulco

“El Chavo del 8” vivió toda su vida arrimado en medio de una vecindad. Sin embargo, su padre, Roberto Gómez Bolaños, tenía hasta puerto privado para yates en la “Villa Florinda”, su lujosa mansión en Cancún.

Precisamente es gracias a la serie “El Chavo del 8” que Gómez Bolaños le debía su fortuna por ser su creador.

“Roberto Gómez Bolaños dio vida a grandes personajes de la televisión mexicana, lo que le permitió hacerse de una enorme fortuna y una lujosa casa que compartió junto a quien fuera el gran amor de su vida, Florinda Meza”, reseñó este lunes el periódico El Heraldo de México.

El famoso actor y comediante pasó algunos de sus últimos días antes de su muerte, el 28 de noviembre de 2014, en esta confortable y elegante casa en la zona residencial de Isla Dorada en Cancún, Quintana Roo, México.

Leave a comment

Iniciar chat