Post

Share this post

Cabrera: el paraíso soñado de Jennifer López en República Dominicana

Cabrera es considerado como el paraíso de la región Nordeste. Jennifer López da testimonio de eso. La celebrity publicó imágenes espectaculares junto a sus hijos en un lugar especial de este municipio de la provincia María Trinidad Sánchez.

“Gracias @villa.tres.amarras for the incredible stay while we were filming #ShotgunWedding!!! @egt239 @lacarba”, publicó en inglés. (Gracias @villa.tres.amarras por la increíble estancia mientras estábamos filmando #ShotgunWedding!!! @egt239 @lacarba”).

En pocas horas el post registró más de 658 mil me gusta y sobre los 3,200 comentarios, muchos de ellos de personas dominicanas.

JLo se encuentra en República Dominicana desde el pasado mes de febrero en el rodaje de la película “Shotgun Wedding”, dirigida por Jason Moore.

Quizás no fue más allá de las locaciones del rodaje o del lugar donde estaba en la piscina, pero Cabrera desde ya queda incluido en una lista exclusiva de sitios especiales dominicanos visitados por personalidades del mundo del entretenimiento.

Sin dudas Cabrera es un paraíso. Lo certifican sus playas vírgenes, ríos acaudalados y cristalinos, así como  la abundante pesca que ofrece su localización costera.

Es célebre por sus vistas paradisíacas que brindan sus colinas, lo fértil de sus tierras y ganado, por la hospitalidad y empatía de los lugareños y por la actividad diurna y nocturna que presenta, entre muchos otros atráctivos.

Al lado del Océano Atlántico, Cabrera ebe su nombre al héroe de la restauración de la república José Cabrera Gómez, quien murió en 1884.

El municipio está ubicado a tres horas y media de Santo Domingo (en autobús) y a tan solo 38 kilómetros del municipio de Nagua, cabecera de la provincia María Trinidad Sánchez.

Cabrera atrae bastantes turistas dado sus hermosas playas y destinos ecoturísticos para disfrutar a plenitud.

Entre sus playas se destacan: Diamante, La Entrada, Arroyo Salado y El Bretón.

Además cuenta con cuevas subterráneas, cenotes y lagunas de aguas muy azules.

Hay un parque recreativo con dos lagos de agua dulce, muy cerca de la playa Diamante, a tan solo 25 kilómetros de Nagua, y es uno de los lugares ideales para practicar el buceo espeleológico, ya que los dos cuerpos de agua están conectados directamente a través de túneles subterráneos. Posee una profundidad de 32 metros y está rodeada de un denso bosque que recubre los barrancos que la rodean.

Allí se podrá encontrar diversas cuevas donde se pueden observar formaciones de estalactitas y estalagmitas que el agua ha ido formando a través de los años.

Sin embargo, en la cueva Taína está el mejor lugar para contemplar el arte precolombino, que decora sus paredes de 30 metros de longitud.

La cueva abierta al público todos los días de 8:00 de la mañana hasta alrededor de las 6:00 de la tarde.

El permiso para bucear sólo es otorgado a quienes presenten certificación de capacitación profesional en el área.

En El Dudú hay un ‘zipline’, el cual es conocido y en el que muchos se han lanzado para caer al agua desde una altura apróximada de 10 metros. Probarlo puede ser una aventura emocionante siempre que se haga con prudencia.

+ Laguna Azul (Blue Lake)

A unos pocos minutos de laguna Dudú se encuentra esta pequeña laguna de aguas muy azules y cristalinas. Es una piscina natural formada en las mismas condiciones arqueológicas y acuíferas del anterior.

“Agua Azul”, como bien su nombre lo indica, posee una agradable y fresca agua de una tonalidad azul turquesa.

Se apróxima a los 40 pies de profundidad, pero por su claridad es posible observar el fondo.

Se dice que el color azul es debido a que sus aguas son subterráneas y en algún punto tienen relación con el mar.

La fauna que habita allí es introducida.

Mientras la persona se acerca se va dando cuenta de cómo la naturaleza ha ido trabajando pacientemente para crear un ambiente agradable y con detalles increíbles.

Si se mira hacia arriba, al borde de la gruta se observará que algunos árboles decidieron extender sus raíces hasta tocar el suelo.

+ El Saltadero

Casi en el centro de la localidad, a un desvío de la autopista, se sitúa el lugar idóneo para aquellos que gustan de la aventura. Se trata del río El Saltadero.

Como lo dice su nombre, este cause está adornado por una cascada que forma un charco de tonalidades verdes, donde solo se puede acceder a través de unas escaleras construidas para el fácil acceso al balneario. La entrada es gratis.

+ Playa Arroyo Salado

La Playa Arroyo Salado está compuesta por varios kilómetros de arena dorada, aguas cristalinas, magnífica vegetación y un río que ofrece al visitante un agradable ambiente en contacto con la naturaleza.

Es un lugar perfecto para bañistas, quienes después de refrescarse en sus aguas pueden descansar bajo la sombra de los cocoteros y disfrutar de un paisaje maravilloso.

También pueden realizar avistamientos de especies endémicas y nativas, y participar en todo tipo de actividades recreativas.

+ Playa El Bretón

Más adelante, en las afueras de la urbe, justo en la autopista Cabrera-Río San Juan, se ubica la playa El Bretón, cuyo encanto se mezcla con un chorro de agua dulce y fría que recorre kilómetros para desembocar allí.

Leave a comment

Iniciar chat