Cámaras de seguridad: lo que hay que saber

NEZAHUALCOYOTL, ESTADO DE MEXICO, 17OCTUBRE2014.- Fotogramas de un video captado durante la madrugada, en el que policias del municipio de Nezahualcóyotl detienen a dos oficiales de Ecatepec en activo, que tenìan a un hombre secuestrado además de robarle veinte mil pesos y otras pertenencias. La denuncia fue presentada por un familiar del secuestrado. FOTO: CUARTOSCURO.COM

Ante la ola de inseguridad que se vive en el país, las cámaras de seguridad se han vuelto una dispositivo de uso común, tanto en espacios públicos como privados.

Posiblemente ahora mismo usted esté pensando en adquirir un equipo de este tipo. Pero, ¿cómo elegirlo?, ¿cuáles son sus componentes, precio y calidad? ¿lo instalo o me lo instalan? Éstas y otras preguntas rondarán por su cabeza.

Aquí trataré de explicar de manera sencilla los puntos a considerar para tomar una decisión atinada.

Es común ver en centros comerciales una caja que contiene todos los componentes básicos para montar nuestro sistema de seguridad, a un precio accesible (no mayor a 5 mil pesos en el caso de 4 cámaras y no mayor a 9 mil pesos en el caso de 8 cámaras). Por lo regular estos kits de cámaras incluyen cables listos para conectar nuestros sistema, DVR con disco duro (el chunche en que se conecta todo y guarda la grabación), y cámaras de seguridad que por lo regular podemos encontrar de 1, 2 y 4 mpx (megapixeles). Pero, ¿de qué se trata esto?

Los megapixeles nos indican el tamaño de la imagen que podemos obtener en nuestro sistema. Por ejemplo:

1 mpx es equivalente a 1280 x 720 pixeles o HD, 2 mpx es el equivalente a 1920 x 1080 o full HD.

En estos casos solo estamos hablando del tamaño de la imagen pero no de la calidad; más bien nos referimos a la capacidad de tener mayor visión con respecto al ángulo de apertura. ¿Qué quiero decir con esto? que con 2 megapíxeles puedo tener un mejor panorama que con 1 mega pixel, si bien la calidad depende de la marca y modelo de la cámara.

Este tipo de cámaras las encontramos comúnmente es un circuito cerrado de Televisión o CCTV convencional, el cual si se conecta a internet (y descargando la app en su teléfono) podrá visualizar desde cualquier sitio en que se encuentre.

También podemos encontrar otro tipo de cámaras que por lo regular las adquirimos de forma independiente, es decir, podemos comprar una o dos que no necesariamente se deban de conectar a un DVR o Videograbador, ya que traen una ranura para insertar una memoria SD de la capacidad que se desee aunque habrá que adquirise por separado, además se reqjuiere una conexión a la corriente eléctrica  y hacer las configuraciones necesarias.

 Este tipo de sistema es conocido como Cámaras IP, y se pueden conectar de manera inalámbrica o por cable directamente al modem-router del proveedor de internet, a diferencia del CCTV convencional que necesita un DVR.

Una cuestión a considerar en este tipo cámaras es que en sus versiones económicas son únicamente para el interior de los inmuebles y solo en espacios libres de humedad o calor se podrán instalar. El usuario podrá descargar la aplicación para visualizar la imagen que se esté grabando en tiempo real desde su teléfono móvil.

En ambos casos pueden incluir visión nocturna de una distancia estándar no mayor a 20 metros, aparte la configuración e instalación es sencilla, ya que están pensados para usuarios con poca o nula experiencia.

Algunas compañías han publicado en la plataforma de videos de YouTube y en sus página oficiales tutoriales de cómo configurar e instalar, pero no está por demás que un profesional realice la instalación, ya que podría ser más rápida, y enfocada a estándares de seguridad.

Si usted está interesado en adquirir alguno para su casa o negocio, mi recomendación es comprar un kit de CCTV convencional de 2 megapíxeles, como antes mencioné, incluye 4 u 8 cámaras y algunos modelos cumplen con estándares para que las cámaras puedan estar en la intemperie.

En caso de necesitar una cámara o  dos para su hogar, negocio o centro de trabajo, la recomendación es adquirir una cámara IP de 1 megapíxel, ya que en espacios pequeños no se requerirá de mucha visualización.